Oclusión y Bruxismo

El Bruxismo es una parafunción de los músculos de la masticación que se produce de forma inconsciente y con mayor frecuencia, por la noche.

En niños se considera fisiológico pero en adultos no, ya que las consecuencias negativas de esta parafunción son muchas. No existen causas concretas, pero el estrés y ansiedad empeoran el cuadro. 

Los síntomas que aparecen pueden ser: Dentarios (desgastes, fracturas, etc.), Neuromusculares (fatiga y dolor muscular, hipertrofia de los músculos) o Articulares (dolores y ruidos).

El tratamiento puede combinar técnicas conservadoras (dirigidas a conseguir una mejor oclusión) con la elaboración de un plano de relajación que alivia algunos síntomas.  

Ver todos los tratamientos para adultos